Intervención de la presidenta, Ángeles Armisén en el homenaje enclavado en el II Foro de Cocina Rural

En la era de Masterchef, los platos con nitrógeno y las tortillas deconstruidas, la tradición sigue pisando fuerte y siendo la base de toda la cocina.

Así lo han acreditáis vosotras, las damas de las cocina de nuestros preciados templos gastronómicos palentinos.

Emprendedoras, empresarias, estrategas. Aquellas que detrás de los fogones han sabido poner sabor e identidad a nuestra cocina.

15 mujeres clave de la cocina tradicional de Palencia sois hoy reconocidas por vuestro trabajo: María Ángeles, Soledad, Nieves, María Luz, Purificación, Julia, Paula, Lucía, Dominga, Pilar, Ciri, Elena, Amelia, Irene…. 

Todas vosotras mujeres intrépidas, incansables, que encarnáis  valores como el emprendimiento y éxito empresarial, el arraigo e identidad a nuestra tierra, el legado que han trasmitido a la siguiente generación y la cultura del esfuerzo siendo además durante muchos años todo un referente turístico".

Una generación de mujeres que siempre simbolizó la amabilidad y hospitalidad de los palentinos ante nuestros visitantes.

Sin duda, representáis un perfil que se pierde con vosotras, la autoridad de la mujer en la cocina y, cómo no, la figura del producto autóctono, local, de cercanía.

Yo quiero daros las gracias. GRACIAS por haber confiado en los recursos locales y en los productores cercanos en la agricultura y ganadería de calidad. GRACIAS también por  ser embajadoras de la agricultura palentina, del territorio y de lo autóctono. GRACIAS por utilizar para vuestros magníficos platos productos que teníais  a mano, en la Ojeda, en la Montaña Palentina, en Cerrato o en la Valdavia; trabajando con alimentos de temporada, producidos con los métodos tradicionales y en explotaciones cercanas, haciendo realidad la estrategia Kilómetro cero.

 

 

GRACIAS.

Volver